Diez razones para venir de vacaciones a Cuba en 2015

Anna Jedynak / Shutterstock.com

Kilómetros y kilómetros de playas de arenas blancas, arquitectura de primer nivel, aguas cristalinas y los mejores cigarros del universo…Cuba es todo eso y más. Al haber cesado las restricciones por parte del gobierno estadounidense, nos pareció interesante elaborar una lista de razones por las que vale la pena explorar la isla en 2015. Desde recorridos por granjas de tabaco y visitas a patrimonios de la humanidad hasta paseos en automóviles antiguos de la década de 1950, no se arrepentirá de haber elegido este destino único. Los cubanos son un verdadero encanto y estarán felices de mostrarle su cultura, su creatividad y su sentido de la hospitalidad. Si no es la primera vez que viene de visita, esta es la oportunidad perfecta para descubrir otros tesoros que se esconden en estas tierras. ¡Prepárese para pasar las mejores vacaciones de su vida!

10. ¡Llegue antes que las multitudes!

Gracias a la administración de Obama y al restablecimiento de la Embajada de los Estados Unidos en la isla, se ha vuelto mucho más fácil para los estadounidenses ir a visitar Cuba. Si bien todavía se espera que los turistas viajen en grupos, es probable que en el futuro tengan los mismos derechos que cualquier otro viajero. ¿Y esto qué tiene que ver? Muy simple. Cada vez serán más los interesados en descubrir la magia de este destino paradisíaco, así que intente reservar su pasaje cuanto antes. Parte del encanto de Cuba son los enormes hoteles lujosos, las playas de ensueño y los restaurantes tradicionales. Anímese a explorar todo lo que esta joya del turismo tiene para ofrecer. ¡No se arrepentirá!

Kamira / Shutterstock.com
Kamira / Shutterstock.com

9. El ron añejo

Uno de los productos más famosos de origen cubano, además del tabaco, es el delicioso ron. El país logró enriquecerse gracias a la industria de la caña de azúcar y, con el tiempo, los cubanos descubrieron que la melaza podía utilizarse para hacer ron. La historia de esta bebida es larga y tumultuosa, como la del mismo territorio. En 1862, se formó la legendaria compañía Bacardí, que estuvo vigente por casi un centenario, hasta que el gobierno de Castro exigió el exilio de la familia de empresarios. En la actualidad, todavía puede conseguirse el famoso ron Havana Club mientras que Bacardí opera fuera de los límites de las islas Bermudas. Por si no lo sabía, los mojitos, el cuba libre y los daiquiris son creaciones locales; como pueden degustarse en todas partes, su misión como visitante será encontrar el más delicioso de todos. Explore el museo del ron Havana Club y la fábrica de ron Bocoy; la sede de la compañía Bacardí permanece en Santiago de Cuba, aunque no está abierta al público. Ningún viaje a Cuba estará completo sin un recorrido por la historia de la bebida más legendaria del país.

Lukas Gojda / Shutterstock.com
Lukas Gojda / Shutterstock.com

8. El legado histórico

Cuba es la sede de nueve patrimonios históricos de la UNESCO. La vieja Habana alberga construcciones de gran importancia para la humanidad, como los restaurantes privados situados en las terrazas de las grandes mansiones. El castillo de San Pedro en Santiago de Cuba es uno de los fuertes de defensa hispanoamericanos más completos y mejor preservados que existen. El parque nacional del Desembarco del Granma es un área ecológica que ha sido nombrada de esa manera en honor al yate en el que Fidel Castro, el Che Guevara, Raúl Castro, y 79 de sus partidarios navegaron desde México a Cuba en 1956 e incitaron la Revolución cubana. La zona está repleta de acantilados, terrazas y cascadas que deleitarán la vista de sus visitantes. Los otros seis puntos de referencia culturales son igual de fascinantes que estos tres y harán que no se arrepienta de haber elegido la isla como su destino de vacaciones.

The Visual Explorer / Shutterstock.com
The Visual Explorer / Shutterstock.com

7. Los habanos

Cuba es conocida como la tierra del tabaco debido a la diversidad de plantaciones que se ha establecido en numerosas regiones de la isla. No quedan dudas de que los mejores habanos del mundo se elaboran aquí y, aunque no sea fumador, es probable que sienta curiosidad de probarlos. La zona de Pinar del Río es el epicentro de la industria tabacalera y, por más irónico que le resulte, también es uno de los destinos más ecológicos del país. El recorrido de dos horas desde La Habana hasta Pinar del Río le permitirá disfrutar de un buen cigarro en la Casa del Tabaco. Ningún viaje a Cuba estará completo sin un paseo por las fábricas de tabaco, un producto que ha ocupado un papel central para la economía local durante tantos años.

Stanimir G.Stoev / Shutterstock.com
Stanimir G.Stoev / Shutterstock.com

6. El arte y la música

Los cubanos nacieron para dedicarse al arte y a la música. Los artistas están en cada rincón de la isla, sin importar en qué época del año venga de visita. Desde óperas hasta bares de jazz y serenatas en la playa; a los cubanos les encanta compartir sus ritmos alegres y pegadizos. Su sentido de la creatividad también es destacable; verá murales y tejados de colores y puestos callejeros que venden pinturas y artesanías bellísimas. Es muy común que los pintores se sienten en las cafeterías a inmortalizar en sus lienzos el paisaje que los rodea. No deje de explorar los mercados locales, ya que podrá conseguir algún regalo para sus seres queridos a precios más que razonables.

Kamira / Shutterstock.com
Kamira / Shutterstock.com

5. Los automóviles increíbles

Las calles de la isla literalmente están llenas de vehículos típicos de la década de 1950. Si le gustan los automóviles antiguos, Cuba es el destino perfecto para usted. Allá por 1960, cuando Fidel Castro asumió como presidente, un embargo prohibió el ingreso de artículos importados desde los Estados Unidos. Gracias a su ingenio, los cubanos han logrado mantener estas reliquias en muy buen estado. En cada esquina verá coches clásicos descapotables que han sido refaccionados y ahora circulan como si recién hubiesen salido de fábrica. Chevrolets con motores rusos, un Ford con carrocería Buick; no verá algo así en otro sitio del mundo. Al no haber depósitos de chatarra, en Cuba todo se reutiliza. Los taxistas están orgullosos de exhibir sus neumáticos originales y los turistas disfrutan muchísimo de esta especie de exposición automovilística callejera. El hecho de poder fotografiarse junto a un Oldsmobile de 1958 ya es razón suficiente para venir de vacaciones a este paraíso terrenal.

Kamira / Shutterstock.com
Kamira / Shutterstock.com

4. La comunidad cubana

La comunidad cubana es sinónimo de hospitalidad genuina y carisma. Las personas son tan maravillosas que no dudarán en invitarlo a degustar una exquisito banquete a base de mariscos mientras disfruta de un concierto de música tradicional en la playa. Cuba es un punto de convergencia para distintas culturas y razas, por lo que la diversidad es una premisa en la isla. A pesar de las dificultades que tuvo que atravesar el país, estos individuos no han perdido la alegría, la calidez ni las ganas de progresar. Si hay algo que puedo garantizarle, es que se irá de la isla con un nuevo grupo de amigos.

rmnoa357 / Shutterstock.com
rmnoa357 / Shutterstock.com

3. La arquitectura

No hay nada más alegre que los diseños arquitectónicos cubanos. A principios del siglo 16, los colonizadores españoles se camuflaron con el estilo de vida cubano; optaron por construir viviendas con grandes ventanales para permitir que la brisa del mar y los rayos del sol se filtren e incorporaron pórticos amplios para sentarse a contemplar la naturaleza. El estilo neoclásico llegó a la isla en el siglo 19 de la mano de avenidas amplias, auditorios imponentes y mosaicos con hojas doradas. El auge de los modelos más eléctricos fue en la década de los años 20, con el surgimiento de las construcciones Art decó, los palacios de cuentos de hadas y las réplicas de mansiones. Sin importar qué parte de la isla recorra, se impresionará al ver edificios y estructuras tan heterogéneos. Es un espectáculo digno de ser presenciado.

Cuba

2. Las ciudades más pequeñas

La mayoría de nosotros ha escuchado hablar de La Habana, Varadero, Holguín y Santiago de Cuba pero…¿qué tal si le hablo de Trinidad o Baracoa? Trinidad es una localidad pintoresca de estilo colonial, con calles de guijarro y una plaza central. Además, cuenta con museos y discotecas en cada esquina (¡hasta hay una dentro de una cueva!) y con pizzerías que abren sólo a la hora del almuerzo y luego cierran sus puertas. Los palacios increíbles, las playas de arenas blancas y las aguas cálidas y cristalinas la convierten en un destino paradisíaco. Por otro lado, Baracoa resguarda el lado oscuro de Cuba; se encuentra en la costa sureste cerca de la bahía de Guantánamo y está rodeada de selvas tropicales. El camino es tan sinuoso que es muy difícil acceder al lugar, aunque las colinas, las cascadas y las playas de arenas oscuras justifican el trayecto. La comida exquisita y las bebidas, el baile y las oportunidades de pasear en kayak o de hacer trekking abundan en la zona cuando las temperaturas son cálidas y el mar, revuelto. Anímese a explorar los paisajes ocultos que la isla tiene para ofrecer.

Anna Jedynak / Shutterstock.com
Anna Jedynak / Shutterstock.com

1. Los kilómetros de playas de arenas blancas

Cuba ha sido bendecida con más de 300 playas que se extienden desde el norte del océano Atlántico hasta el sur de la costa del Caribe. Diríjase a Guardalavaca, una de las zonas hoteleras más bellas, con vegetación frondosa, aguas cristalinas y un mar turquesa. Como las aguas son tranquilas, la región es perfecta para nadar y refrescarse. En cayo Jutías, se encontrará con paisajes de ensueño hasta llegar a la playa de las estrellas, donde los visitantes apreciarán de cerca la fauna marina. Aquellos turistas que busquen un poco de cultura colonial sin dejar de lado los balnearios, Trinidad es el destino perfecto y playa Ancón también está a muy poca distancia. Este lugar es ideal para bucear y relajarse o para explorar la ciudad. Los buceadores profesionales no querrán pasar por alto la playa María La Gorda en la península Guanahacabibes. Con tantos arrecifes de coral llenos de vida y alrededor de 39 áreas de buceo, las oportunidades son ilimitadas.

Cuba Beach

More On MapQuest

Where to Eat: São Miguel, Portugal
10 Dinge, die man in Boston gesehen und erlebt haben muss
Phiaton BT 460 Bluetooth Headphones Are As Innovative As They Are Sleek
guide to marrakechA Quick Guide To Marrakech, Morocco
Free and Fun Ways To Discover South Carolina
Die 10 besten FKK-Strände Europas
10 choses à faire et à voir à Calgary
7 Best Things to Do for Thrill-Seekers in Hawaii